miércoles, 28 de agosto de 2013

REMEDIO A BASE DE GINSENG PARA FORTALCER EL SISTEMA INMUNOLOGICO

El ginseng, planta perteneciente a la familia de las araliáceas, puede llegar a medir hasta los 3 metros de altura. Sus hojas son verdes, compuestas con cinco folíolos palmeados, y con el borde dentado. Las flores de color amarillo o verde blanquecino son pequeñas y se agrupan en un ramillete al final del tallo, formando una umbela. Las raíces tienen forma de nabo y se desarrollan unidas de dos en dos, por lo que, visualmente, tienen un aspecto antropomórfico. Existen diferentes variedades de esta planta como el ginseng americano, el coreano y el siberiano. El ginseng es conocido, en el oriente, desde hace más de siete mil años y apareció ya prescrita en textos chinos de dos mil años de antigüedad. En la farmacopea de Sheng Nung se considera una planta so-maténsica, es decir, que mantiene el equilibrio armónico del yin y el yang. REMEDIO: Hervir 1/2 cucharadita de raíz, previamente lavada y picada, en una taza de agua durante 5 minutos. Tapar y dejar refrescar. Tomar una taza al día durante un mes y luego descontinuar otro mes para su posterior uso. Precaución No consumir ginseng si se está embarazada o es madre lactante. Igualmente se debe evitar si se sufre de hipertensión, taquicardia, insomnio, hiperestrogenismo, síndromes febriles y estados de ansiedad. No combinar ginseng con suplementos de hierro, ya que este mineral interfiere con los principios activos del ginseng, disminuyendo su efecto terapéutico. Tampoco hay que asociarlo con excitantes como café y té.

2 comentarios:

  1. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar